jueves, 1 de enero de 2015

¡Feliz año nuevo!

¡Hasta nunca, 2014!

Aunque no volveré a vivirte, tú siempre vivirás en mi recuerdo, porque durante tu estancia (aunque he padecido algún desplante) también he vivido experiencias emocionantes. Entre otras cosas he conseguido publicar mi primer libro y no gracias a la suerte, sino como producto del esfuerzo, la paciencia, el trabajo y persistencia, porque nada que cae del cielo como los sueños tampoco se cumplen si no has despertado para correr tras ellos y alcanzarlos.
El mundo literario es extremadamente difícil cuando empiezas, el camino aparecía ante mí lleno de piedras, baches y malas hierbas dispuestas a hacerme tropezar constantemente; pero vosotros: familia, amigos, lectores y gente que he conocido a raíz de esto, habéis hecho mi camino más liviano, más sencillo de recorrer.

Gracias madre y familia, por apoyarme ciegamente en cada una de mis ilusiones.
Gracias fieles lectores, por darle una oportunidad a mi libro y alabarlo tan preciadas palabras.
Gracias a los blogs que me leyeron dándome la oportunidad de darme a conocer y acariciarme el alma con tan preciosas palabras.

¡Bienvenido 2015! Estoy dispuesta a vivirte, a llevarte al límite de mis posibilidades y conseguir cada objetivo que me proponga. ¡Feliz año nuevo a todos, os deseo lo mejor hoy y siempre!
Despertad y perseguid vuestros sueños, entonces algún día serán tan palpables que no sabréis si estáis viviendo o soñando un sueño.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

El blog se alimenta de tus comentarios, no olvides dejar huella a tu paso.